domingo, 29 de junio de 2014

Tu boca

Quisiera cerrar los ojos y así suprimir temporalmente lo físico. Escucharte, tan solo escucharte. Que me hablas con esas palabras tan rebuscadas que usás, las que tan lejos me llevan, las que siempre siempre me alucinan. Que, en el momento indicado, cuando crestee la ola de sensaciones, me toques; me seduzcas, me acaricies. Que me saques la remera y después el pantalón. Que con tus dedos bajes sutilmente. Que, después de seducirme, después de desnudarme de alma me desnudes de cuerpo. Que me lleves a las partes más húmedas del paraíso.

1 comentario:

María Victoria Baran Oser dijo...

Tenés una luz muy propia para redactar. Un domingo como el de hoy, es ideal para toparse con semejante blog. Gracias.

Sometimes YOU have to be your own hero