viernes, 27 de junio de 2014

Mil frases diez

El pibe pintaba bien. Tenia condiciones -tampoco era crack-, entrenaba mucho, un físico privilegiado, no se cansaba nunca. Y era inteligente. Bastante. Demasiado. Era un cabeza dura. Sabés lo que hizo? Sabés lo que hizo el pelotudo? Idealista, decía. Un día dijo que estaba hinchado los huevos y se fue a la mierda. Fundó un club. Lo hizo él, entendés? Él era el presidente, el director técnico y el único jugador del equipo. Perdía todos los partidos. Se presentaba a jugar y los perdía por default. “Eso sí, yo muero con la mía, eh“. Qué personaje, che.

No hay comentarios:

Sometimes YOU have to be your own hero