lunes, 5 de noviembre de 2012

No era el momento

Era sábado a la noche. Tenía mi pasaporte al cielo en pastillas. Y a muy buen precio. Pero mi cabeza prefería estar tirada en la cama que subir hasta el paraíso.
Por eso lo dejé pasar. Y me fui a dormir con una sonrisa.

No hay comentarios:

Sometimes YOU have to be your own hero