miércoles, 17 de octubre de 2012

El valor de lo que no vale

Fue después de llegar a Boston que me metí en la cámara encoica de la Universidad de Harvard. Todos los que me conocen han escuchado esta historia. No paro de contarla. Como sea, en ese cuarto silente escuché dos sonidos, uno agudo y otro grave. Después le pregunté al ingeniero a cargo por qué, si el cuarto era tan silencioso, había dos sonidos. Me pidió que se los describiera. Lo hice y me contestó: "El agudo era tu sistema nervioso en funcionamiento. El grave era tu sangre en circulación".

John Cage.-

No hay comentarios:

Sometimes YOU have to be your own hero